Diario de un Desempleado Día 0 P1

Estamos a un par de días, podría decir que a horas de terminar este contrato. Cuando acepte el trabajo sabía que era por temporada, casi estaba escrito que solo serían 6 meses sin ninguna oportunidad de quedar con un contrato de tiempo indeterminado.


Diario de un Desempleado Día 0 P1



Pero ese papel no sabía a ello, mucho menos los primeros meses, hasta llegar al último, donde tu perspectiva va cambiando, en donde cada día que avanza, se va acumulando la desesperación, ansiedad e intriga del: ¿Y Ahora?

El ambiente laboral de unas semanas a la fecha se ha vuelto más “valemadrista”, uno ya no teme a cometer errores pensando en que posteriormente no nos enfrentaremos a las consecuencias. Es inevitable ofrecer un servicio de calidad, pero también si hay un fallo menor ya no se toma en cuenta, la mayoría a estas alturas piensa: “¿A quién le perjudicara? A mí ya no!”. Los pocos clientes que llegan por las festividades de año nuevo te desean un feliz año, ese “Nos vemos el 6 para la rosca” solo entristece más al ser, sabiendo que el 3 de enero acaba mi contrato, ya no los volveré a ver. Y así con los pocos clientes que han venido. Qué bueno que no me encariñe con ellos, con la mayoría ni siquiera me aprendí sus nombres.

Uno comienza a buscar y revisar dentro de tantas ofertas de empleo alguna que cumpla con las expectativas propias, y que claro, que dentro de tantos requisitos mínimos yo cumpla con el 95%. El problema del 5% restante, es la solicitud de licencia vigente, Ingeniería o alguna carrera en especial con experiencia mínima de 2 años en el ramo solicitado, algo prácticamente imposible si también vemos que la edad es de 24 a 26 años. ¿Los salarios? ese es otro problema, un tema muy triste del cual ya tendré tiempo de hablarles y de exponer mi queja al mundo.

Termina un día, ahora ya solo queda uno, un par de horas, es algo inevitable, jamás me había tocado trabajar bajo contrato determinado, jamás había experimentado algo como esto, siempre eran contratos sin fecha de caducidad, siempre era la costumbre de seguir esperando una tras otra las quincenas, jamás había sentido el sabor de recibir tu última quincena, jamás me había preguntado "¿Como la racionare?". En fin, sé que tengo un buen CV, experiencia para trabajar donde sea, solo falta saber en dónde me reconocerán.



Diario de un Desempleado

...
...


Helena Sanz

En un principio, uno escribe para sí mismo, luego, cuando me entere de que vos me leía, entonces empecé a escribir para ti. Puedes seguirme si gusta en mis redes sociales, también, puedes compartirme ;3

4 comentarios:

  1. Empezare diciendo que justo me voy enterando de la existencia de este interesante diario, pero aun así debo decir que presiento sera algo que me va a gustar mucho, así que aquí voy, a ponerme a leer que son varios días jajaja
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y los que faltan... no sé si sea algo muy interesante como para esperar mucho de él, yo lo comparto porque me han pasado un sin fin de cosas que no pensé que sucederían. Lo que si te aseguro es que cada cosa escrita en este diario es 100% real, confirmado por mi, porque es literalmente un diario mio: Basado en Hechos Reales... ;3

      Eliminar
  2. Hola Helena.. :D Que tal como estas?,
    dejame decirte que comenzare mi lectura de El diario de un desempleado, ahora como estoy en ese lugar, dejame decirte que me caera muuy bien! :D
    Y bien, aprovecho para decirte que mi primer empleo fue tal cual lo describes.. con un contrato determinado, y fue feo saber que mi ultima quincena .. era la ultima.. y claro que tambien me hice la pregunta.. ¿y ahora que?..
    y bueno aqui estoy.. jajaja desempleada.. :D

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, buenas...
      Como toda una Arquitecta que sois, no dudo mucho que pronto una constructora o grupo arquitectónico os vea, que por cierto, sugiero que publiques tus trabajos arquitectónicos (si es que tienes) o ¿A que os querías dedicar? XD

      Eliminar

Gracias por pasarte y leer este Post. Agradecería mucho que me regales tu opinión al respecto en los comentarios (no se borra ninguno por respeto a tu valioso tiempo).