Diario de un Desempleado Día 12

A estas fechas ya muchos saben cómo termina esta tragicomedia, sin embargo puedo apostar que ninguno de ustedes saben cómo llegue al mismo. Me siento con tantas ganas de contarles todo este camino porque fue único y lleno de tanta desesperación… 


Diario de un Desempleado Día 12


Me llamaron de nuevo de la Empresa 1, la intención era acudir con el encargado de la sucursal a una entrevista de trabajo, si bien ya me habían dicho que él no tiene ni voz ni voto en estas decisiones de RH (Recursos Humanos), también tiene que dar su punto de vista. 

—Solo te pido una cosa, cuida mucho tu apariencia personal, créeme que ello te dará un plus en esta parte de la contratación. —Me aviso la señorita de RH que me marcaba para citar la siguiente entrevista.

—No se preocupe, sé cuidar muy bien ese aspecto. —Dije con toda seguridad.

Sospeche por un momento que en mi primera entrevista pude haber ido no tan presentable, sin embargo, la presentación en las entrevistas es un detalle que cuido mucho, eso espero.

Llego el día 12

Temprano me aliste y salí puntual, con mis ya de costumbre minutos de sobra para cualquier imprevisto. Como lo preveía, llegue a tiempo, con casi 20min de sobra, toque el timbre para que me dieran paso a las oficinas, entre y ya que el encargado estaba ocupado, espere por 20min, si, esos minutos de sobra, los cuales ocupe para arreglar cualquier detallito con mi apariencia física, algún cabello rebelde, alguna gota de sudor, alguna arruga en la camisa, algo, cualquier cosa que pudiese dar la impresión de que soy una persona que no cuida su apariencia.

Pero me entro la duda, las personas que estaban en la oficina parecían personas que a quienes su apariencia física les importaba poco, a ellos les es más importante el chisme que otra cosa.

—Buenos días, disculpa la demora, pasa por aquí —. Me guiaba una mujer, de no más de 40años.

—Buenos días —, estreche su mano a modo de respuesta a su saludo.

—Toma asiento, soy la encargada del área de ventas aquí, por encima de mi está en el encargado de la sucursal, pero yo soy la que toma las decisiones, además yo seré tu jefa inmediata en caso de que te quedes con la vacante, por ello tengo que entrevistarte, para poderle dar a RH mi punto de vista de ti.

—Lo entiendo, es un gusto conocerle —. Entregue mi CV y solicitud por si acaso.

—No son necesarios, yo cuento con los míos, disculpa la espera, teníamos un problemita en almacén

—Descuide, son exactamente las 11am, había llegado mucho antes —. Exactamente me habían citado a las 11am.

—Veamos —, empezaba a escanear mi CV y solicitud que ella tenía en su poder con algunos rayones y anotaciones por todos lados —. ¿Te llamas? —. Y comenzamos con las preguntas básicas: Nombre, de donde vengo, el que hice en mis trabajos anteriores, los porque me Salí de cada uno y demás cosas —. Aquí lo que me preocupa es que en tus últimos empleos no duraste ni el año.

—Como le he mencionado y puede corroborar marcando a los respectivos lugares, no me he salido porque así lo haya querido, sino porque fueron empleos por contrato y en el peor de los casos la empresa quebró y cerró, son detalles que por más que pudiese haberme esforzado no hubiera cambiado.

— ¿Si, pero qué me asegura tu estancia aquí? ¿Quién me dice que dentro de unos dos meses te marches, dejándome el trabajo tirado? —. Se veía muy desilusionada, afirmando con una seguridad tremenda que le dejaría tirado el trabajo, si supiera que ya no puedo estar ni un día más sin generar dinero.

—Necesito el trabajo, tengo gastos como una renta que pagar, mi experiencia laboral es amplia, extensa y muy versátil, yo necesito la estabilidad laboral que ustedes están ofreciendo y que no me dieron las demás empresas por el contrato determinado y por su situación financiera, detalles que no estaban bajo mi control, el sueldo que ustedes ofrecen es muy bueno, excelente diría yo para un horario de 8am a 6pm, algo que muy, pero muy pocas empresas ofrecen en esta ciudad, no soy la persona tonta que dejaría una oportunidad como esta.

—El horario, veras, el salario para nosotros es bueno, el horario… De lunes a miércoles saldrás a las 5pm, de jueves a sábado te quedaras hasta terminar tus labores con las facturas así nos den las 9pm ¿te quedaras hasta esa hora? —. Parece que me está retando, no es una prueba, se ve en su mirada que me dice las cosas para desanimarme.

—He tenido horarios de 7am a 10pm sin hora de comida, tres días hasta terminar mis labores no son gran cosa, soy una persona apta y capacitada para trabajar bajo presión dando resultados satisfactorios, de verdad soy lo que busca para el puesto —. Creo que ya empezaba a sonar desesperada.

—Sabes, la capacitación también puede ser un problema, no sabes nada del ramo, y si te vas, para nosotros no es un juego.

—Lo sé, para mí tampoco, esta platica al igual que mi capacitación en caso de quedarme, es una inversión de tiempo que ni usted ni yo podemos desperdiciar, por lo mismo de que estoy consciente de ello, no la decepcionare.

—Ha habido personal que se ha ido porque piensan que el horario es muy extenso, además de que a ti te quedaría del otro lado de la ciudad, eso ya puede parecer un problema para que llegues temprano y a nosotros nos gusta la puntualidad.

—Me han citado a entrevistas, está por ejemplo, y a todas he asistido a tiempo, incluso antes de la hora citada y usted es testigo, a mí no me gusta quedarle mal a nadie, y menos si depositan su confianza en mí para desempeñar un puesto, de verdad necesito el empleo, no sabe por lo que he pasado en otros negocios, me han rechazado por sobre-capacitada, y por fin me topo con ustedes, una empresa que sabrá ocupar mis habilidades, incluso si no es en facturación, puedo desempeñar cualquier otro puesto, desde almacén hasta administrativo, tengo experiencia comprobable en cualquier área —. Esto si ya se escuchaba desesperado, porque realmente estaba desesperada.

—La decisión no la tomo yo, es de RH, yo solo mandare mi punto de vista y esperemos el resultado sea satisfactorio, de momento tengo otras entrevistas que dar —. Literalmente me esta corriendo, no era para más, ya llevábamos poco más de 15min.

—Le agradecería me tomara en cuenta, de verdad no la decepcionare en ningún área en la que me ponga a prueba.

—No te preocupes, ya es decisión de RH, ellos te marcaran si aceptan tu propuesta —. En estos momentos ella me dirigía a la puerta.

— ¿Cuánto tendré respuesta? ¿Me marcaran aun si el resultado da negativo a mi favor? —Odio las empresas que me tiene esperando una respuesta.

—Dentro de tres días te marcan si quedaste, para informarte de los cursos que serán otros tres días después de la llamada.

—Pero ¿Me marcaran por cortesía para informarme si no quede seleccionada para la vacante?

—Ellos te marcaran si quedaste, nos vemos.

Odie ese momento, odie la empresa, odie a esa persona que solo demostraba el poco compromiso de una empresa hacia sus empleados, la falta de ética laboral, de compañerismo, de soberbia ante un puesto tan desechable como cualquier otro, y justo cuando salía del edificio, la pude observar, una hermosa joven, vestida de algo que podría describir como “gala casual”, admito que si del físico dependería la vacante ella se la quedaría, no era por menospreciarme, pero una sabe cuándo alguien es mejor, una sabe cuando no ha conseguido captar la atención de su entrevistador.



Diario de un Desempleado

...
...

Helena Sanz

En un principio, uno escribe para sí mismo, luego, cuando me entere de que vos me leía, entonces empecé a escribir para ti. Puedes seguirme si gusta en mis redes sociales, también, puedes compartirme ;3

6 comentarios:

  1. Las empresas, negocios, etc siempre te tratan como ellos quieren. De hecho justo hoy me estuve peleando con la compañía de teléfono porque hacen lo que quieren y no avisan.
    Pero ánimo! Dicen que lo que tarda en llegar es aún mejor que lo que se consigue fácil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XD Creo que las compañías telefónicas son pésimas en todos los países XD
      Sip, también pienso que lo bueno cuesta, tal vez es como automotivacion, pero hasta hoy la vida no me ha demostrado lo contrario.
      Un fuerte abrazo mi estimada Mica...

      Eliminar
  2. Mucho ánimo, como dice Mica, lo bueno se hace esperar. De esas entrevistas he tenido unas cuantas y tirarme semanas esperando una respuesta que no llega.
    Nos tratan fatal y solo vamos a conseguir un puesto de trabajo que en el mejor de los casos si se consigue esas personas son luego tus jefes o tus compañeros y ya empezaste con mal pie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, muchas veces desde el momento en que te hacen la entrevista se nota la calidad de persona con la cual vas a a colaborar, siendo tus jefes lo mejor es pensar en otro lado, aunque luego la necesidad es la que manda :(

      Eliminar
  3. Me imagino lo frustrante que debió ser estar en esa posición, ¡yo hubiese llorado solo de la impotencia! (Tengo esa mala costumbre)

    Al final así es la vida y debemos seguir adelante, que de un día para otro todo cambia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ganas de llorar me sobraron, pero me las aguante XD
      Siempre, por algo pasan las cosas, ese día si salí muy frutada conmigo y la vida u.u

      Eliminar

Gracias por pasarte y leer este Post. Agradecería mucho que me regales tu opinión al respecto en los comentarios (no se borra ninguno por respeto a tu valioso tiempo).