María...

Esto es, con dedicatoria a la única mujer que hoy día ocupa mi pensar: María... tu nombre toda una historia que podría contar.


Imágenes-de-Corazones-Múltiples



Una mujer, solo una que con su padecer me hace sufrir, la misma que al mismo tiempo me hace querer vivir por ella, verla feliz, la única que puede marchar sobre mi corazón, porque el día de hoy, mi corazón está sus pies... 

Me es difícil expresarme pero lo intentare, declarare el cariño que le tengo a una mujer que me brindo total aprendizaje, cariño, amor, eterna devoción y ese confiar en Dios… en todo su amor. Señor te agradezco por mandar un ángel para cuidarme. Recuerdo, no me es difícil, aquellos momentos donde aquella mujer solemne no me hizo la vida fácil de peque, aquellos momentos donde ella siempre tuvo la razón, donde exámenes aprobó con todo el don del saber, por hacer cosas que ninguna otra, por hacerlas bien, cayó el llanto de las derrotas de varios que hoy aun la escoltan. Vida: la misma para todos es corta, por ello decirle que la quiero me importa tanto como decir, que Dios la coloca en mi mundo porque él no puede estar presente en todo momento, en todo segundo. Hermosa mujer que derrocho talento, amor y cariño en todo este tiempo, hoy mis palabras no quiero que se las lleve el viento, te las guardo en este pequeño recuento. María... es mi aliento para seguir adelante, luchar no como un principiante sino a combatir como un guerrero implacable guiado por su amor... Mi combustible, la razón que hace que logre lo imposible.

Solo una mujer, solo una que con su padecer me hace sufrir, al mismo tiempo me hace querer vivir por ella, verla feliz, la única que puede marchar sobre mi corazón porque hoy… recuerdo que me enseño que un numero dos puede llegar a ser un cisne, dibujos de casas, desfiles de patos, peces, flores y arcoíris de colores, recuerdos como el de desperdiciar hojas en barcos, dibujar esperanzas en un mundo que ya está harto, hacen que me arrepienta de decepcionarla tanto. Recuerda que el conocimiento también me importa como te importa, a tal grado de llenar de libros un cuarto, montañas de hojas de sabiduría, montaña de tinta seca inmersa en temas diversos, algún día te dedicare una biblioteca. Tus palabras son recordadas, aunque a veces me ganen las ganas más por contradecirte, sin embargo confieso que soy cobarde cuando no pienso en ti, recuerdo que aun confías en mí, que dices que voy a llegar a ser algo grande, por vos seguiré hasta conseguir aunque que el mundo se me acabe. Quiero a esa mujer, que cuando de curar el dolor se trataba pasaba noches desvelada, la mejor para soportar duras jornadas donde se labora con el pesar del alma, desgaste mental y sobre todo lo sentimental, incluso hoy soporta más que distancias, dimensiones y bastas sensaciones que no caben en metáforas. Hoy lo digo, ella es única persona que hoy creo inmortal, el final contigo jamás llegara, mi vida la tienes, siempre haces con ella lo que quieres, siempre me dejare aunque no parezca, siempre cederé. 

Hoy solo una mujer, solo una que con su padecer me hace sufrir, solo una que al mismo tiempo me hace querer vivir por ella, verla feliz, la única que puede marchar sobre mi corazón porque hay un alma, y es la tuya María, quien consiente a su pequeña cría, quien tiene una pequeña melodía para dedicarte todos los días, la única mujer que está siempre presente en mis pensamientos. María quien diría que Luisa te seguiría de la Cruz que nos da buena Ventura. Mira hoy, tienes a tu criatura agradeciendo al más grande corazón que le sigue consintiendo. Hay quienes cantan, quienes recitan, hay quienes de flores benditas hacen de este día una maravilla. Perdóname madre si espere hasta este día para confesarme en emociones, perdona pero no tenía regalo más que escribirte parte de nuestra historia en varios renglones vividos en el pasado, y que seguirán aumentando... solo quiero a una mujer, aquella que llevo dentro de su ser tanto dolor, y sé que bien, hasta el día de hoy no calma su sed de felicidad, tantos sueños que debo cumplir, es verdad que el primero es vivir por ella, el segundo hacer el castillo de esta reina, pido a dios me alcance la vida y nos regale el brillo de cumplir nuestros deseos para toda nuestra familia. María es madre de Dios porque es amor y con la misma razón, María se llama mi mamá… Luisa es la única mujer que con su padecer me hace sufrir, que al mismo tiempo me hace querer vivir por ella, verla feliz, la única que puede marchar sobre mi corazón, porque el día de hoy, mi corazón está sus pies.



Helena Sanz

En un principio, uno escribe para sí mismo, luego, cuando me entere de que vos me leía, entonces empecé a escribir para ti. Puedes seguirme si gusta en mis redes sociales, también, puedes compartirme ;3

2 comentarios:

  1. Me hubiese gustado leer esto en su día, que precioso. Me encantó esta frase "Dios la coloca en mi mundo porque él no puede estar presente en todo momento, en todo segundo." Dicen que los hijos son una bendición, pero se equivocan, la bendición son las madres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte a leer esto! Me encanta que mis letras gusten.
      Las madres mas que bendiciones son ángeles que dan miles de bendiciones...
      Buena vibra!!!

      Eliminar

Gracias por pasarte y leer este Post. Agradecería mucho que me regales tu opinión al respecto en los comentarios (no se borra ninguno por respeto a tu valioso tiempo).