El día que esperé

El día que esperé por Paulina BRCS de Infinitos Mentales


El día que me decidí no supe, nunca que existió, me tomó desprevenido y sin darme cuenta había dejado esa parte de mi que me hacía alejarme de todo aquello bueno de la vida. 

El día en que comencé a ser verdaderamente yo, no tuve miedo, no pensé las cosas, no titubee... Y sin duda, no lo dude. Simplemente actúe, sin más, sin esperar, sin imaginar un futuro distinto, solo actúe. 

Tomé una barca de papel y me dispuse a volar por el universo repleto de gente, navegue por cielos y mares, sin pensar en verdad hacia donde iba. 
Navegue para encontrar algún fragmento de verdad, algo oculto que no me doliera más ser yo mismo.
Y desde ahí, pude ver claro todo, pude darme cuenta que no hacía falta pensar en el día que haría las cosas, por que ese día llegaría incluso estando dormido, no podía forzar nada a suceder, solo llegaría y sin más...

El día en que me decidí a ser yo, no me di cuenta, pero el universo si que se dio cuenta, porque me había movido exactamente a donde quería ir, estaba ahí simplemente vagando por lugares de mi ser que no conocía, descubriendo a cada palpitar de mi corazón mi verdadero propósito de vida...

El día que me decidí en realidad sólo comencé a vivir.


***

El día que esperé
Obra de
Copyright © Todos los Derechos son del Autor
Agradecimientos totales a Paulina BCRS de Infinitos Mentales


***

Agradezco de corazón a mi estimada Paulina BRCS de Infinitos Mentales por participar en este espacio (de ustedes).  Espero no sea la la ultima vez ;3

Helena Sanz

En un principio, uno escribe para sí mismo, luego, cuando me entere de que vos me leía, entonces empecé a escribir para ti. Puedes seguirme si gusta en mis redes sociales, también, puedes compartirme ;3

10 comentarios:

  1. Respuestas
    1. :) Me agrada que te haya gustado este pequeño texto.. :)

      Eliminar
  2. ¡El Día Que esperé!...una perfecta meditación para echarse a volar y aprender a sentirse invitado a la fiesta de la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si... porque falta poquito para empezar a vivir esa fiesta llamada vida.;)

      Eliminar
  3. Es que siempre llega un momento en que uno tiene que decir: hasta aquí. Y marcar una línea (pero imaginaria, ¿eh?, que nos conocemos) que no puede dejar que otros crucen respecto a él. Y a partir de ahí todo es ya más fácil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante comentario Holden... Y es cierto, esa pequeña linea parece imaginaria pero como puede sentirse a pesar de no verse.. :)

      Eliminar
  4. Hola Helena! :D GRacias por permitirme dejar un poco de las letras que me rondan en la cabeza, y te agradezco por buscarle la imagen de acuerdo a ellas.. Lo valoro mucho.
    :) No seguimos leyendo !
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XD La busque porque se me olvido pedirte una u.u Mil disculpas, si gustas puedes mandarme la imagen de tu preferencia y la cambiamos :D
      Me da gusto ver trabajo tuyo en BHR, me siento honrada por tener algo tuyo propio aquí (ademas del banner :3), espero no sea la ultima vez que compartamos espacio de esta manera ;D

      Eliminar
  5. Claro que no.. no será la última vez. Me gustaría compartir más por aquí
    Así que pronto te enviaré algo nuevo.. 😉
    Es un honor que me permitas expresarme por aquí.
    Pd: la imagen es perfecta..
    :)

    ResponderEliminar
  6. simplemente perfecto. No es algo que uno pueda hacer así como así pero podemos intentarlo. Con lo que cuesta en esta vida ser uno mismo, es de lo más valiente y la decisión más acertada para ser fiel a uno mismo. Un gran saludo!!

    ResponderEliminar

Gracias por pasarte y leer este Post. Agradecería mucho que me regales tu opinión al respecto en los comentarios (no se borra ninguno por respeto a tu valioso tiempo).